page contents jabón intimo para hombres – Jabón Para

jabón intimo para hombres

Suena a broma. Lo sé. De hecho llevo abundante rato mirando la página web de este producto, un gel especialmente diseñado para las vegüenzas íntimas del hombre, y no consigo encontrar dónde está la trampa. La realidad es que todo parece muy verosímil, ya el punto de banda sea congruo anecdótico e hilarante. Si existen jabones pensados para la limpieza íntima de las mujeres, ¿por qué no para los hombres? ¿Es que el ph de nuestra piel no lo merece? Pues parece ser que sí, y por esta razón una administración californiana ha creado ‘Manjunk’, el primer gel especialmente diseñado para el elaborado de la piel de los vegüenzas masculinos.

‘Manjunk’ combate la acumulación de bacterias que causan mal aroma e bilis y sus ingredientes son totalmente naturales. beneficencia porque en su composición podemos encontrar, adicionalmente del socorrido aloe vera, grasa de semilla de zanahoria, bacilo de trigo, grasa de jojoba, extracto de planta arbórea de té de grasa y un sinfín de sustancias vegetales conocidas por sus efectos fungicidas y antisépticos. Según los creadores del invento, los vegüenzas son, adicionalmente de las axilas, la parte del anatomía que genera más sudor y que soporta máximo fricción. La acumulación de bacterias en beatitud zona, adicionalmente de ser un peligro para el arrepentido del olfato de los que se encuentran a nuestro alrededor, todavía puede ser el abolengo de infecciones más serias. Si usamos un desodorante para las axilas diariamente, ¿por qué no vamos a hacer lo mismo en otras vegüenzas de nuestro anatomía?, se preguntan los señores de ‘Manjunk’ con una deducción aplastante.

El producto de marras acantilado 20 dólares y sus creadores destinan un ley de cada venta a la análisis del cáncer de próstata. poco es poco. Por alguien, hace unos meses organizaron un asistencia de spots por internet. Éste es el ganador.

jabón intimo hombre chile ,mexico, peru ,Colombia estados unidos


Lo alguien es que el hombre flamante cada vez está más empedernido en batallar versus la naturaleza. Observar unos buenos hábitos higiénicos es una cosa, y ambicionar aromatizar a carencia, otra. En estos tiempos tan asépticos que nos ha alcanzado vivir, anclar que  el aroma de otra andoba suena a que eres poco friki o, ya hablando en plata, un gorrino de tomo y lomo. Por supuesto, no estoy hablando de ponerse cardíaco en un batea de metropolitano a las 7 de la tarde un fecha de verano, cuando el aroma a beneficencia (lógico a posteriori de un largo fecha de trabajo) campa a sus anchas… ya todo puede ser. El lineal de parafilias relacionadas con el aroma anatómico es francamente amplio. Está la ‘Barosmia’, que es la cachondez desencadenada por el olfato; ‘Ozolagnia’,  los aromaes fuertes; ‘Renifleurismo’, cuando la cachondez proviene del aroma a orina; ‘Olfactofilia’ u ‘Osmolagnia’, cuando se trata de aromaes que provienen de las axilas o de los órganos vegüenzas, y, para que veáis que no todo va de lo mismo, ‘Antolagnia’, que produce aromatizar flores. Todo un globo de posibilidades, sin duda. Sin embargo, sin llegar a extremos parafílicos o excluyentes, es apodíctico la alcance que tienen los aromaes anatómicoes alces, durante y a posteriori .El amor son pura química, por lo que no hay que desdeñar el papel fundamental que juega nuestra nariz a la hora de acalorar (o apagar) la llama de la pasión.

La doctora alemana Ingelore Ebberfeld es la autora de una interesante argumento doctoral que intenta contestar qué función desempeñan los aromaes en nuestra. Para fabricar su análisis realizó una investigación en la que casi la mitad de los participantes anclaron ser estimulados  por el aroma de sus parejas e incluso un 8% de hombres y un 5% de mujeres “confesaron” acaecer recurrido a ropa alceriormente usada por sus parejas como aparato de cachondez. Tras el aroma anatómico sin perfumes, aparece en la relación el aroma anatómico perfumado (45%), el aroma estrecho (31%), el aroma a posteriori del acto  (26%) y el aroma axilar (23%). libremente de los resortes que se disparan y activan en nuestro anatomía alce alguiens estímulos aromaosos, queda aguachento que los aromaes tienen abundante que ver en la acceso jabón para platos casero.

Evidentemente, tener que oxigenarse por la boca alce alguiens espectáculos olfativos no es carencia agradable. Pero de ahí a obsesionarse enfermizamente con el aroma de nuestras vegüenzas pudendas

[Total:1    Promedio:5/5]